Haseltine, habla del poder que tiene el contar historias para recordar. Y el recuerdo es lo que nos lleva a afianzar la memoria a largo plazo.  Él se basa en su “Regla de los tres pasos” un método muy eficaz para no olvidar lo que has estudiado.

Eric Haseltine

Este psicólogo y neurocientífico ha trabajado en Walt Disney Imagineering, aplicando sus conocimientos a la realidad virtual.

De hecho, ha sido Vicepresidente Ejecutivo de Imagineering y jefe de I+D.

También ha llegado a ser Director Asociado de Inteligencia Nacional, trabajando en nuevas tecnologías y en antiterrorismo.

Actualmente es director de su consultoría, en la que asesora a agencias de inteligencia y al Departamento de Defensa de EEUU.

Pero no solo eso, además es escritor y conferenciante, puedes ver alguna de sus charlas TEDx. 

Con toda esta experiencia, es probable que esta regla pueda funcionar perfectamente en el estudio de tu oposición.

 

El poder de contar historias para recordar. La “Regla de los tres pasos”

 

Lo eficaz de esta regla se basa en la memoria fotográfica. De este modo es como comienzan aprendiendo los niños.

Sin embargo hay que seguir tres pasos:

  • Interpretar la realidad
  • Construir una historia
  • Memorizando esta historia.

 

Se basa en las “Fábulas” de Esopo, u otras, como la de “Pedro y el lobo”, que seguro que has leído de pequeño y, además, te las habrán contado más de una vez.

Y seguro que es este momento te está viniendo alguna a la cabeza, según has leído esto.

Ese es el poder que tienen, que siempre las vas a recordar. Te explicamos por qué.

 

El poder de contar historias para recordar

 

Vamos a ver ejemplificado este poder con la fábula de Pedro y el lobo.

Si un padre le repite que no cree alarmas falsas, aunque se lo haya repetido una infinidad de veces, el niño lo olvidará.

Sin embargo, si le cuenta la fábula de “Pedro y el lobo”, el niño la recordará toda la vida y también la enseñanza de que sabe a lo que se expone si lanza continuamente falsas alarmas o amenazas.

 

Juega con tu cerebro

 

historias recordar tres pasosHay una parte del cerebro que, según el neurocientífico Michael Gazzanigga, es la región  narrativa del cerebro, que se sitúa en la corteza prefontal izquierda de nuestro cerebro.

Ella es la que dota de sentido, por ejemplo, a Star Wars.

Lo que ocurre para que todo tenga un sentido es que nuestro cerebro iría entrelazando historias para dotar de sentido a nuestra realidad, a lo que nos rodea.

Por lo tanto, el cerebro se ha convertido en un narrador que nos cuenta historias. Y lo hace tanto en tiempo de vigilia como en el tiempo de sueño.

De este modo, esta parte de nuestro cerebro está funcionando plenamente las 24 horas, aunque no la utilizamos de manera consciente.

Si quieres intentar utilizar esta capacidad de manera consciente, a través de ejercitar la neuroplasticidad de tu cerebro, lo acabarás haciendo de modo automático.

La “Regla de los tres pasos”

 

historias recordar tres pasos

 

La forma en la que estamos acostumbrados en la narrativa de una historia sería la siguiente:

Existe un personaje que necesita satisfacer una necesidad. Pero encuentra un obstáculo Así que se involucra en un comportamiento para satisfacer su necesidad, o no, ya que de ello depende su manera de comportarse.

Es este comportamiento el que va a producir la moraleja de la historia

 

Aplica la “Regla de los tres” pasos en el estudio de tu oposición

Para empezar a crear una historia que valga para recordar lo que estás estudiando, toma diez palabras y, con la anterior premisa, imagina una historia con ella.

Como ves, es una técnica nemotécnica. Y, por eso, tu cerebro empezará a establecer conexiones neuronales.

Si, además, incluyes una moraleja en esa historia, esta información le parecerá a nuestro cerebro muy relevante, por lo que la recordarás.

Y ya sabes que, al recordar, estás aumentando tu memoria a largo plazo.

Al recordar y sacar de esta información un conocimiento, puedes aplicarlo en la solución de problemas.

Pero no solo hace eso por ti. Interviene en un aumento de tu cociente intelectual y, además, desarrolla tu inteligencia emocional.

Goleman, el más conocido impulsor de la inteligencia emocional, asegura que los recuerdos que tenemos de nuestra infancia son claves en el desarrollo de la inteligencia emocional de los niños.

Y esto es lo que forjará nuestra forma de ser cuando nos convertimos en adultos.

 

Así que puedes probar a contarte historias, como cuando eras un niño, y extraer una conclusión o moraleja de ellas.

Vas a conocerte mejor y, además, puedes modificar conscientemente tu forma de actuar.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies