Planifica correctamente tus horas de estudio

Al comenzar a prepararte para el examen de Correos seguro que te has preguntado cuánto tiempo debes dedicarle y cómo planificar correctamente tus horas de estudio.

Al ser una oposición que tiene un temario breve, solo once temas, puedes pensar que dejándolo para el final puedes aprenderlo todo.

Pero no te dejes engañar por los pocos temas que  componen el temario.

Como habrás visto en recientes noticias, ha habido una gran cantidad de personas que se han inscrito a las pruebas ofertado una gran cantidad de puestos, la competencia es grande, así que no debes dejar tu estudio para última hora.

¿Cuánto tiempo diario puedes destinar al estudio?

Esta es la primera pregunta que debes hacerte.

No es lo mismo que estés trabajando que no hacerlo y poder disponer de más tiempo.

Hay factores que influyen en la planificación de las horas dedicadas al estudio.

No es lo mismo que ya hayas estudiado antes este examen o que ya hayas trabajado en el mismo puesto anteriormente.

Tampoco es igual si hace mucho que no estudias o acabas de terminar tus estudios o te has presentado a otras oposiciones.

Los hábitos de estudio recientes van a hacer que te cueste mucho menos trabajo organizarte y estudiar más horas.

Debes contar con el tiempo que puedes disponer que no interfiera con tu trabajo, tu vida familiar y tus obligaciones.

Así mismo, ten en cuenta que, si has empezado a estudiar hace poco, la fecha que se está barajando para el examen es el 19 de enero del próximo año, con lo cual tendrías que invertir más tiempo que si hubieras empezado hace meses a estudiar, si es que quieres sacar la plaza.

La importancia de una buena planificación

planificar horas estudio

A escasos meses del examen, es importante tener una planificación bastante exhaustiva de las horas que tienes disponible para el estudio.

Tanto si dispones de muchas horas al día como si dispones de pocas, deberías tomártelo como un trabajo en el que tienes una jornada en la que te vas a tomar totalmente en serio el estudio.

Planifica dejando días libres, al menos uno, a la semana y ratos de ocio durante el día.

Si te encierras y no sales de delante del temario, probablemente te satures muy pronto y, aunque queden pocos meses, no lo vas a resistir, y puede que acabes con ansiedad por no rendir bien.

En la mayoría de los casos, si tienes poco tiempo para estudiar, y estás motivado, vas a planificar mejor tu tiempo.

La razón es simple,  no puedes perderlo y será más productivo que si te pasas diez horas delante del temario.

El estar más horas estudiando no significa que el estudio sea de calidad.

No te olvides siempre de dejar lugar para los imprevistos y, con las fechas que tenemos por delante en las que se avecinan algunos puentes y las Navidades, deberás tenerlo muy en cuenta a la hora de hacer tu planificación.

Como te contamos en el post anterior, planifica diariamente, semanalmente y a largo plazo y no olvides pedir ayuda a tu familia, sobre todo en Navidad, que probablemente estén más disponibles para echarte una mano en tus quehaceres diarios y así tú puedas estudiar mucho más.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies