Como ya sabéis, y tenéis grabada a fuego, la fecha del examen de Correos es el próximo 19 de enero. Por medio están las Navidades y eventos familiares y sociales. Es normal que puedas sentir ansiedad, pero para que esto no ocurra, hoy te contamos qué puedes hacer para mantener la ansiedad alejada y, de este modo, rendir más en tus estudios.

En el post anterior sobre cómo afrontar este tramo final de estudio,  hablamos por encima de ello, pero hoy nos extenderemos más sobre este tema, porque es determinante y puede marcar la diferencia entre aprobar el examen y suspenderlo.

Toma el control

ansiedad examen correos

Es cierto que un poco de ansiedad puede ayudar a que rindas más en tu estudio, ya que va a hacer que no pierdas el ritmo y te olvides de dejar para mañana o pasado lo que tienes que estudiar hoy.

Sin embargo, si la ansiedad te supera (y con las fechas que se avecinan es muy fácil que te pueda ocurrir), puede debilitarte físicamente y hacer estragos en tu memoria.

Incluso puede llegar a afectarte tanto físicamente y que te pueda incapacitar para presentarte al examen.

Si tomas el control de la ansiedad y tú eres quien la dominas y no ella a ti, podrás llegar en perfectas condiciones al examen.

Distingue el tipo de ansiedad que estás sufriendo

Debes tener en cuenta un par de cosas para diferenciar claramente qué es lo que te ocurre y por qué y cómo solucionarlo.

En primer lugar debes distinguir por qué se produce la ansiedad.

Puede que te esté afectando el llamado “síndrome del opositor”. Este, generalmente, se da en personas que llevan mucho tiempo estudiando para aprobar un examen y, además son muy perfeccionistas.

O puede que, con las Navidades por medio, no puedas hacer todo lo que deberías o te gustaría hacer y eso te desborde y provoque ansiedad.

El primer caso es más difícil de controlar, ya que te puede afectar mucho más físicamente y depende solo de ti el atajarlo.

En el segundo caso, puedes prevenirlo con gestos muy sencillos como pidiendo ayuda para tus tareas diarias a tus familiares y amigos y hacer lo posible para tener más tiempo para ti.

De todos modos, y en ambos casos, deberás:

-Identificar los síntomas.

-Cambiar los hábitos que te están provocando esos síntomas.

-Pedir ayuda (tanto médica como familiar).

Aleja la ansiedad ante el inminente examen de Correos

En primer lugar, lo que hay que hacer es prevenirla. Pero si ya tienes síntomas (no duermes bien, estás irritable, no puedes memorizar los temas, etc.) debes atajarla de raíz.

¿Cómo? Con pasos muy sencillos:

-Primeramente, no te olvides que Correos tiene pendientes de convocar más de 7000 nuevas plazas, por lo que vas a tener más oportunidades para presentarte, y si no llegas a esta, podrás intentarlo nuevamente.

-Planifica correctamente tu tiempo de estudio (sobre este tema hemos hablado ya en varios post anteriores).

-No hagas experimentos probando a última hora todas las técnicas de estudio del mundo.

Si necesitas probar una nueva técnica porque ves que no te da resultado como estudias, lee sobre ellas y piensa cuál es la que mejor se puede adaptar a ti. Prueba con dos como mucho.

-Acepta tus límites. Si no llegas no llegas, pero si llegas no dejes de intentarlo.

-Pide ayuda a todos los que te rodean. Queda muy poco tiempo para el examen y lo van a entender, y seguro que te llevarás más de una grata sorpresa.

-Aliméntate y duerme saludablemente. 

-Disfruta con los tuyos.

Como hablamos en el post anterior, no dejes de disfrutar (con cabeza) algún día de estas fiestas que se avecinan, porque es peor el estrés que te  puede causar no ir a una celebración que estar unas pocas horas y estudiar al día siguiente como cualquier día.

-Utiliza técnicas de respiración, meditación o mindfulness o meditaciones guiadas. 

-Haz deporte o sal a caminar (aunque llueva). Necesitas que tu cuerpo y tu mente se oxigenen.

Si sales a caminar y, a la vez, realizas ejercicios de respiración, el beneficio será inmenso.

Técnicas de respiración para llegar tranquilo al examen de Correos

Las técnicas de respiración te ayudan a mantener los picos de estrés y ansiedad, que se pueden disparar más en los días más próximos al examen.

Si no practicas yoga, meditación o practicas mindfulness, los ejercicios de respiración son mucho más fáciles de aprender, los puedes realizar en cualquier momento y te van a ayudar a controlar tu cuerpo, por lo que podrás controlar tu ansiedad.

Cuando tienes ansiedad respiras mal, hiperventilas y el aire ni llega bien a los pulmones y tampoco a la sangre ni al cerebro, por lo que si controlas tu manera de respirar.

De este modo, la respiración controlada hace que dejes de hiperventilar ya que baja el número de respiraciones entre 8 y 12 respiraciones por minuto.

Ten en cuenta que lo normal es tener entre 12 y 20 respiraciones por minuto y si hiperventilas, estas se disparan.

Hay varias técnicas para rebajar el nivel de estrés.

Una de ellas es la respiración diafragmática. En este enlace puedes ver cómo se realiza 

Otra técnica es la llamada 4-7-8, que se utiliza mucho en yoga. Puedes verlo en este otro vídeo.

Como habrás visto en ambos vídeos, no son ejercicios difíciles, pero pueden ayudarte mucho en momentos en los que tengas mucha ansiedad.

Y no solo eso, si te acostumbras a realizarlos durante los descansos que te hayas marcado en tu tiempo de estudio y por la mañana cuando te levantes y antes de ir a dormir, notarás el cambio que se produce en tus niveles de estrés.

Mucho ánimo y,  ante todo, tómatelo con calma, pero sin pausa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies