Para que tu estudio sea mucho más eficaz durante el mes que tienes por delante para estudiar tus oposiciones a Correos 2020, hay una técnica que es muy efectiva. Se trata de programar bloques de tiempo con diferentes actividades en cada uno para mejorar tu productividad.

El planificar con la técnica de Time Blocking, o bloques de tiempo, puede aumentar tu productividad hasta un 50%.

Planifica con bloques de tiempo

bloques tiempo productividad La importancia de esta técnica, y la efectividad de ella, radica en que vas a poder ordenar todas tus tareas diarias, dándole prioridad a las más importantes.

Como  ya hemos hablado en anteriores ocasiones, la planificación es de gran importancia para que en tu tiempo de estudio se cumpla lo las tareas que debes realizar durante el día.

Para ello sería importante que dejaras libre en tu planificación semanal alrededor de 20 minutos diarios antes de empezar a estudiar para planificar los bloques.

Pero no solo nos referimos a los estudios, deberías planificar de este modo todas tus tareas cotidianas, porque será mucho más efectivo todavía.

Las ventajas de planificar con bloques de tiempo son:

 -Solo te centrarás en lo que estás haciendo, dejando a un lado la multitarea.

-Si no te distraes tu concentración aumenta.

-Serás más productivo.

-Podrás programar lo que requiere mayor concentración en las horas del día en las que tu energía está más alta.

Repasa lo pendiente

Como todos los días, debes repasar lo que has hecho el día anterior y ver qué es lo que te queda por estudiar o qué tarea cotidiana has tenido que posponer.

Debes incluir también esos imprevistos que te han surgido ayer y que te han impedido realizar algo o que lo tengas que hacer hoy y no contabas con ello.

Diferencia entre lo importante y lo urgente

La mayoría del tiempo, por las prisas, vamos haciendo lo urgente, pero vamos dejando de lado lo importante.

Por ejemplo, contestar un mail puede ser urgente, pero estudiar lo que tienes previsto para hoy es lo importante.

Tienes que tener en cuenta varias cosas:

-Deberías darle la vuelta y empezar, primero a preguntarte si, realmente, lo urgente lo es tanto, y si lo puedes dejar aparcado para hacer lo importante primero.

De este modo no lo demorarás hasta el final del día, en el que ya estás cansado y sin mucha energía.

-Asegúrate de no llenar la planificación diaria con cosas importantes por estudiar o hacer, porque no conseguirás terminarlas.

Planifica tres o cuatro tareas importantes al día, como mucho.

-No puedes dejar de hacer lo importante, por lo que no es conveniente que lo vayas arrastrando de un día para otro, porque lo único que conseguirás es acabar la semana sin la mayoría de las tareas importantes realizadas.

Estudiar en bloques de tiempo mejora  tu productividad

bloques tiempo productividad

Nosotros solo te damos una idea de cómo puedes hacerlo, luego dependerá de tus circunstancias personales, de si trabajas, tienes familia a la que atender, si estás estudiando otra cosa, etc.

Duración de los bloques

Programa bloques que duren alrededor de media hora, ya que es el tiempo medio estimado en el que se puede tener una concentración plena.

Esto es relativo, porque habrá personas que puedan mantener la concentración y la atención durante más tiempo. Pero no te aconsejamos que sean mayores de 50 minutos.

Descansos

Debes programar un descanso entre bloques. Dependiendo de la duración del bloque anterior puede variar de 5 a 15 minutos.

Deja lo más importante para primera hora.

De este modo conseguirás terminarlo antes y podrás dedicar el pico de mayor energía a ello ya que estarás más descansado y aumentará tu capacidad de memorización.

Por ejemplo, puedes poner en el primer bloque del día el estudio en profundidad de un tema.

Evidentemente, no va a bastar con bloques de 30 minutos para ello, pero sí puedes hacer durante dos horas lo siguiente:

Bloque de 30 minutos

Descanso de 5 minutos

Bloque de 30 minutos

Descanso de 15 minutos  y repite de nuevo este esquema.

Así puedes planificar por bloques el estudio de un tema o de un capítulo de un tema a primera hora.

Después, según vaya decreciendo tu energía, haz tareas que requieran menos concentración: resúmenes, esquemas, mapas mentales, etc.

El repaso con test te aconsejamos que sea en un horario en el que no te falte la energía, ya que requiere de concentración.

Imprevistos

Por ejemplo, además de estudiar, resulta que estás trabajando y tienes que terminar sin falta un informe que, además, vas a seguir elaborándolo en casa.

Evidentemente, tienes que seguir trabajando y ese informe no lo puedes dejar sin terminar.

Por eso es tan importante que, todos los días dejes planificado en un bloque un tiempo que, según tus circunstancias personales, estimes oportuno para este tipo de cosas.

Tareas urgentes

Para este tipo de tareas lo ideal es que pudieras asignarle un bloque de corta duración al mediodía y otro, si es necesario, al finalizar la tarde.

Por ejemplo, aquí puedes contestar emails, ir a comprar algo que necesitas sin falta hoy, etc.

Además, ten en cuenta que lo urgente y los imprevistos son algo que pueden ir variando diariamente.

Bloques para cuestiones personales

No te olvides de hacer bloques en los que el tiempo que vas a invertir en ellos los dediques a cuestiones personales y tiempo de ocio. Por ejemplo, una cita médica o la cena de Navidad.

Si planificas de este modo, te aseguramos que vas a tener mucho más tiempo para todo. En este vídeo verás como  puedes organizar hacer Time Blocking con Google Calendar. 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies